Izquierda Unida denuncia la alarmante situación de los municipios ribereños

Desde la formación de izquierdas demandan que se cumplan las sentencias del Tribunal Supremo y las 13 recomendaciones de la Unión Europea.

Izquierda Unida ha denunciado la alarmante situación por la que están pasando los municipios ribereños provocado por los continuos trasvases, que traen como principal consecuencia que varios de estos pueblos tengan que ser abastecidos por camiones cisternas.

En rueda de prensa desde el miradero de la presa de Entrepeñas, Juan Ramón Crespo, Coordinador Regional de IU en la región, acompañado de los diputados provinciales de Guadalajara y Toledo, Daniel Touset y Mario García, ha declarado que: “Tenemos un río Tajo medioambientalmente muerto, que va a ser muy difícil de recuperar como no se adopten medidas efectivas, mientras que el PP y el PSOE autonómicos siguen con su vodevil diciendo que se va a acabar con el trasvase cuando eso es radicalmente incierto”.

Crespo ha esperado que de la reunión de este miércoles entre Francisco Núñez y Emiliano García-Page salga un acuerdo en torno al Tajo que pase necesariamente por poner una fecha de fin del trasvase y que sea refrendado en las Cortes regionales y, mientras tanto, se acuerde que el agua trasvasada sea la necesaria para que puedan beber en el Levante español y también la necesaria para Castilla-La Mancha para poder combatir la despoblación que estamos sufriendo.

Por su parte, Daniel Touset, diputado provincial de Unidas en Guadalajara, ha denunciado la situación que se está viviendo en los embalses de Entrepeñas y Buendía y en los pueblos ribereños tanto en la provincia de Guadalajara como en la de Cuenca. “Este verano hemos asistido al vergonzoso espectáculo de ver como se remontaba agua en camiones cisterna a los pueblos ribereños, mientras tanto se aprobaba otro trasvase”.

“Desde el año 1986, 1998 y 2007 se ha llegado a la promesa de inversiones, tanto en infraestructuras para llevar el agua a estos pueblos como para dotar de servicios de cara al turismo para hacer un motor de economía para la zona. Promesas e inversiones que jamás han llegado siempre con excusas y obviando la situación de los pueblos que rodean los embalses” ha explicado Touset.

Por otro lado, Mario García, diputado provincial de Unidas en la provincia de Toledo, ha hecho hincapié en la situación del río Tajo en dicha provincia: “La realidad es que los ciudadanos de la provincia, en especial los de los pueblos ribereños, entendemos que lo que tenemos es un río secuestrado y torturado, lo que nos devuelven es una cloaca”, por lo que ha exigido que: “Por fin podamos tener un río vivo, un río sano con caudal suficiente para que pueda servir como modelo de desarrollo para el proyecto de vida que podemos tener los pueblos y aprovecharnos de él”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *